• Georgios Meroussis

Hablemos de Actitud


¿Qué es la Actitud?

En psicología, se entiende la actitud como la predisposición de un sujeto para responder ante las situaciones de manera consistente y por ello, se considera una variable importante para predecir conductas.

Dicho de otra forma, la actitud puede ser considerada una tendencia o predisposición aprendida y de carácter cognitivo y afectivo ante las circunstancias, personas u objetos que desencadenan una respuesta del sujeto.

La actitud tiene sus bases en factores biológicos (respuesta primaria del organismo ante un estímulo), emocionales y del sistema de creencias, y puede accionarse por un estímulo concreto o generalizado. Además, puede reforzarse de manera positiva o negativa, de acuerdo a la experiencia.

Tipos de Actitud

Existen cinco grandes tipos de actitud, que a su vez se subdividen en nuevas categorías:

Actitud según la valencia afectiva

Son las actitudes de las personas según la valoración que tengan de su entorno.

  • Actitud positiva: la realidad se interpreta de forma optimista, por lo cual la conducta está encaminada al logro de los objetivos de manera sana.

  • Actitud negativa: interpretación pesimista de la realidad. Para el individuo es imposible ver los aspectos positivos de la realidad.

  • Actitud neutra: es la actitud de quienes desean proyectar imparcialidad; sin embargo no es un tipo de actitud frecuente.

Actitud según la orientación a la actividad

Son las actitudes que se desarrollan con respecto a la ejecución de una tarea.

  • Actitud proactiva: la persona es capaz de generar soluciones de manera autónoma y creativa.

  • Actitud reactiva: la persona evita la resolución de problema o tarea y tiende al conformismo.

Actitud según la motivación

Como indica su nombre, son las actitudes que se generan de acuerdo a aquello que motiva al individuo.

  • Actitud interesada: es propia de personas que buscan satisfacer sus necesidades, sin considerar las motivaciones e intereses ajenos.

  • Actitud altruista: la persona actúa en beneficio del otro, más allá de sus propios intereses.

Actitud en función de la relación con el otro

Son actitudes que surgen en función de las experiencias, relaciones y vínculos sociales.

  • Actitud colaboradora: estimula la integración del otro o del grupo en función del logro de un objetivo común.

  • Actitud pasiva: hay ausencia de iniciativa, e incluso, la persona puede hacer a un lado sus intereses para supeditarlos lo que decida el grupo.

  • Actitud agresiva: la persona puede hacer uso de la violencia física, psicológica o verbal para lograr sus objetivos.

  • Actitud asertiva: se consideran los intereses propios y ajenos y se busca la concertación.

Actitud en función de la valoración de la realidad

Son actitudes determinadas según la emocionalidad o racionalidad con la que se perciba la realidad.

  • Actitud emocional: como indica su nombre, la persona percibe la realidad únicamente en función de sus emociones, dejando en un segundo plano la valoración racional.

  • Actitud racional: se toma en cuenta la razón y la lógica para valorar la realidad, ignorando o suprimiendo la emocionalidad.

Componentes de la Actitud

En el ámbito de la psicología, se considera que la actitud tiene tres componentes esenciales:

  • Componente cognitivo: para que un sujeto desarrolle una actitud hacia algo o alguien, es necesario que tenga una representación cognitiva al respecto. Es decir, tiene que tener información sobre ese objeto, así como percepciones y creencias sobre este, para poder formar su actitud. En este sentido, no es posible tener una actitud sobre lo que se desconoce.

  • Componente afectivo: es el sentimiento positivo o negativo que se desarrolla hacia el objeto, persona o evento sobre el que se genera una actitud.

  • Componente conductual: es la predisposición o respuesta consistente del sujeto ante el mismo objeto, persona o evento.

Funciones de la Actitud

Las actitudes cumplen con cuatro funciones básicas:

  • La actitud permite a la persona acercarse al cumplimiento de su objetivo, por lo que tiene una función instrumental.

  • Ayuda al individuo a procesar la información del entorno.

  • La actitud contribuye a visibilizar las creencias y de la escala de valores de la persona.

  • La actitud actúa como un recurso para la reafirmación de la autoestima del sujeto y la justificación de sus actos.

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo